Project Description

El suelo pélvico es un sistema complejo formado por musculatura, órganos pélvicos, tejido conjutivo y nervios. Se encuentra en la base de la pelvis y es responsable del cierre de los esfínteres, del buen funcionamiento miccional, defecatorio, sexual y obstétrico. Así mismo es importante como elemento de soporte de los órganos de la pelvis menor, asegurando su posición en el espacio.

Este conjunto de estructuras anatómicas se pueden ver afectadas por diversas situaciones: partos vaginales, adherencias post cesárea, compresiones y traumatismos continuados que afecten al suelo pélvico (ciclistas por ejemplo…).

Un/a paciente con afectación de estas estructuras, puede sufrir además sensación de peso en la zona pélvica, urgencia miccional, dolor en la región sacro ilíaca o coxigodinias entre otras manifestaciones clínicas.

Cuando se detectan este tipo de lesiones las tratamos de forma directa y considerando además las múltiples relaciones que tienen con la musculatura abdominal y diafragmática.

Los problemas más consultados son:

  • Prolapso uterino o Histerocele

  • Prolapso de la Vejiga de la Orina o Cistocele

  • Prolapso del Recto o Rectocele

  • Incontinencia urinaria o fecal

  • Preparación al parto

  • Recuperación post parto

  • Reparación abdominal post parto (Diástasis de los rectos abdominales)

  • Cicatrices y adherencias post cesáreas

  • Coxigodinias (post histerectomía por ejemplo…)

  • Disfunciones sexuales

  • Congestión pélvica crónica, prostatitis